Avisar de contenido inadecuado

Sin "padres e hijos", pero con "capos" para rato

Padres e Hijos, todoslogotipo de la nueva serie del Canal RCN

 

Para mí, es imposible dejar pasar la oportunidad. La reciente y extraña forma en que los canales, hablo más de Caracol porque es el canal que veo, deciden terminar repentinamente con las historias que no han cumplido con las expectativas comerciales iniciales. Hablé anteriormente de “BERMUDEZ”, novela que sí veía regularmente y que también fue bruscamente mutilada el viernes pasado, pero también cabe recordar a otras historias truncadas como “MUÑOZ VALE POR DOS” y “LA QUIERO A MORIR”, entre otras. Independientemente de mis gustos, todas las novelas tienen un grupo de fieles seguidores que trasnochan, se desvelan, viven y reviven... y que son los principales damnificados con los cambios de programación de los canales privados. Es una completa falta de respeto con los televidentes, sean muchos o pocos, terminar una historia con gruesos brochazos descuidados que dejan a medias a todos los involucrados: frustrados los escritores y decepcionado el público.

En el otro extremo tenemos las series y telenovelas que son forzadas a extremos inverosímiles para “exprimir” hasta la última gota de rentabilidad. Pasó con “NUEVO RICO, NUEVO POBRE”, “PEDRO, EL ESCAMOSO”, “YO SOY BETTY, LA FEA” y muchas otras, que fueron alargadas para aprovechar la simpatía del público. Los canales pecan por falta o por exceso y el ejemplo más evidente terminó el viernes pasado, con una de las series de mayor duración en la televisión colombiana. La siempre recordada, no precisamente por la coherencia de sus libretos o la calidad de sus líneas argumentales, “PADRES E HIJOS”, llegó a su fin después de diecisiete largos años de giros extravagantes, matrimonios, divorcios, diversos ingresos a la cárcel y repetidas enfermedades. Ninguna persona habría soportado durante tanto tiempo las muchas y diversas desgracias que asecharon a los Franco. La historia prometía y, tal vez, ese fue el mayor problema: Los guiones que reflejaban las vivencias cotidianas de cualquier familia de clase media se convirtieron, con el tiempo, en tramas circulares con toques de falsa hilaridad. Difícilmente un colombiano promedio podía identificarse con eso. En medio de opiniones encontradas (por extraño que parezca y a pesar de mi opinión, la serie tenía muchos seguidores... casi tantos como contradictores), un matrimonio triple puso el punto final a la alguna vez elogiada historia de la familia Franco. Irónicamente, el reemplazo de “PADRES E HIJOS” es nada más y nada menos que una de aquellas novelas internacionales, con extravagantes paisajes y personajes que dejan mucho que desear.

Pero el drama no termina ahí. ¡¿Por qué insisten con los narcos?!

RCN, con “EL CAPO”, y Caracol, con “LAS MUJERES DEL CARTEL”... Esa enfermiza fascinación por el crimen organizado comienza a hartar al público. No es raro encontrar comentarios preocupantes sobre la estigmatización derivada de ese tipo de novelas. En estos días he podido leer, en varios sitios de la red, opiniones desfavorables como que “los colombianos no saben hacer nada más que novelas de narcos” y cosas por el estilo. Conociendo el talento de la gente de nuestro país, es verdaderamente preocupante que se continúe con semejante apología a la delincuencia. Aunque los realizadores sostengan que ese tipo de historias sobre el afán desmedido por el “dinero fácil” enseña al público que “el crimen no paga”, simplemente extienden la nociva concepción de una vida corta y desenfrenada en la que el delincuente obtiene todo lo que puede desear y muere rápidamente, con un ocasional arrebato de conciencia en el último instante. Esa teoría está bien ilustrada en el libro “NO NACIMOS PA' SEMILLA”, del CINEP. Sería genial que pudieran leerlo y opinar al respecto.

No se dejen engañar, no veo tanta televisión como parece. Sencillamente no logro comprender cómo funciona ese medio. Me es físicamente imposible entender la forma de trabajar de los libretistas de televisión y cómo pueden seguir atrapados en lo mismo, sin darse cuenta que arrastran consigo a muchos más.

Esta semana agradecería que participaran en la encuesta al respecto. Gracias por los comentarios y estaré encantada de recibir sugerencias sobre los temas del blog.

 

Deja tu comentario Sin "padres e hijos", pero con "capos" para rato

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.